9 Beneficios del Biomagentismo

El biomagnetismo médico es un sistema terapéutico en el que se utilizan imanes para combatir
 otros gérmenes que son la causa de diversas enfermedades.


Los imanes se aplican en diversas zonas del cuerpo, como si se tratara de un rastreo o escaneo. Una vez reconocidos los órganos y tejidos que sufren una distorsión, el terapeuta aplica un conjunto de imanes en esos puntos durante 10 a 15 minutos a cada persona.

El biomagnetismo médico corrige la alteración iónica y recupera el equilibrio perdido del cuerpo. Entre sus beneficios, destacan



1. En la práctica, esta terapia demuestra que aplicando imanes de determinada fuerza y polaridad en puntos específicos del cuerpo, se consigue exterminar en tiempo breve, virus, bacterias, hongos parásitos, que son causa de la mayoría de las enfermedades graves del hombre.

2. Por tanto , el biomagnetismo ejerce un efecto de corrección sobre todas las distorsiones energéticas que se alberguen en un organismo enfermo, cualquiera que sea su origen.

3. El cuerpo humano puede ser portador asintomático de microorganismos patógenos, es decir, sin síntomas de enfermedad aparente. El Par Biomagnético es también un procedimiento Preventivo de la salud porque puede detectar, diagnosticar, y curar oportunamente, aún antes de la manifestación clínica

 4. Es compatible con cualquier otra forma de terapia alternativa y también puede utilizarse simultáneamente con tratamientos alopáticos tradicionales.
.
5. Los Imanes naturales de Mediana intensidad con fines terapéuticos:
No se inyectan.
No se ingieren.
No son tóxicos.
No producen efectos colaterales.
No requiere procedimientos Quirúrgicos.
No producen alteraciones celulares o de tejido orgánico


6. Ante el hecho de que ningún enfermo es igual a otro, el éxito de la terapia biomagnética depende de diferentes factores, tales como: la edad, estado nutricional, carga tóxica, tiempo de evolución de la enfermedad, remedios recibidos previamente, lesiones que ya están instauradas en su cuerpo, entre otras.

7. Como energetizante, este tipo de terapia descubrió que el polo positivo (+) activa, impulsa y fortalece los procesos biológicos del organismo, es dinamizador, vitalizante y proporciona energía. Por lo tanto, está especialmente indicado en casos de debilidades y desgarros musculares, fracturas de huesos y ligamentos, esguinces, rehabilitación, cicatrización de heridas, entre otros.

8. El polo negativo (-) del imán es analgésico, antinflamatorio, relajante y detiene los procesos nocivos para el organismo y, está principalmente indicado para calmar o suprimir el dolor.

9. Desde la primera o segunda sesión el enfermo ya comienza a notar cambios positivos en su salud. En promedio para casos crónicos pueden requerirse 4 o 5 tratamientos, pero el número real lo determinará el mismo paciente y sus patologías.

Los beneficios de este tipo de terapias son cada vez menos discutidos y poco a poco se han ido complementando con tratamientos tradicionales para combatir enfermedades tan complicadas como el cáncer,diabetes,VIH

Reportaje Senadora de Chile, Lily Perez

En canal de Chile Visión de Chile, se entrevista a la Senadora Lily Perez por la sanación que tubo después de aplicarse el Par Biomagnetico.



Cita Reportaje :"El Biomagnetismo es una técnica de medicina alternativa, que ha ganado adeptos el último tiempo, debido a que el uso de elementos magnéticos para la sanación ha obtenido resultados positivos."

Entrevista en :
http://www.chilevision.cl/home/content/view/369366/81/
Fecha : 11 Julio 2011

Seminario Terapias Alternativas , Facultad Medicina de U. de Concepcion

La Sociedad Científica Estudiantes de Enfermería de la Universidad de Concepción, Organizo el Segundo encuentro de " Medicinas Alternativas"

A este seminario fue invitada "Paola Gomez Varela, Terapeuta de Biomagnetismo"


Taller que se efectuo el 13 de Mayo del 2011, con una

excelente participacion del publico tanto en su interaccion de preguntas como de participar como pacientes en la demostracion efectuada.

_





Se tenia programado 1 hora de taller la cual se extendio por mas de 2 horas.
Se agradece la invitacion de la Facultad de Enfermeria y se felicita por esta excelente iniciativa que incluye a todas las alternativas medicinales que son hoy una opcion real y efectiva.


Paola Gomez Varela
Terapeuta Biomagnetismo
Alumna Dr. Isaac Goiz

Par Biomagnetico Sometido a Prueba

Reportaje en Dsalud en linea...
El Dr. Isaac Goiz, creador de la teoría del Par Biomagnético y del tratamiento de todo tipo de enfermedades con simples imanes, accedió a poner a prueba su terapia en la clínica que dirige en Marbella (Málaga) el Dr. Raymond Hilu y más de doscientas personas

fueron tratadas en apenas cuatro días. A la mayoría se le recogió una muestra de sangre antes del diagnóstico con los imanes y de ser tratados los pares correspondientes y otra después para así comprobar si los microorganismos señalados como responsables de sus patologías estaban realmente presentes en sangre después del tratamiento. Les contamos los resultados.

La difusión en España del método de diagnóstico y tratamiento del Par Biomagnético creado por el médico mexicano Isaac Goiz (vea en nuestra web –www.dsalud.com- los artículos que hemos publicado al respecto en los números 76 y 112) ha prendido en apenas unos meses con tanta rapidez que resulta sorprendente. Claro que no es de extrañar dado el éxito que los médicos y terapeutas que la han incorporado ya en sus consultas están obteniendo. Ciertamente no se trata de una cura milagrosa que resuelva todas las patologías pero en manos de profesionales bien formados se ha revelado como un método de posibilidades insospechadas –especialmente cuando la causa es una infección- cuyos límites están aún por conocer.
De hecho el doctor Goiz reclamó durante años que se constatase la eficacia de su tratamiento mostrándose dispuesto a cualquier tipo de ensayo o prueba a la

que quisieran someterle los colegios médicos, propuesta que en nuestro último encuentro en Madrid reiteraría: “Necesito simplemente –nos diría- un centro clínico que aporte algunos pacientes con el diagnóstico ya hecho. Veinte, treinta, cien... los que sean. Y que me digan por ejemplo: tienen tuberculosis. Y entonces nosotros los testamos, les ponemos los imanes en el par correspondiente a esa patología –que, por cierto, es supraespinoso-supraespinoso- y constatamos cuántos se curan. ¿Que se cura uno solo? Pues es obvio que mi planteamiento no es correcto. Pero, ¿y si se cura el 90%? Es sencillo, luego ¿por qué no me permiten mis colegas demostrarlo?” El silencio había sido siempre la respuesta. Hasta ahora…
Primero fue el doctor Santiago de la Rosa -miembro de nuestro Consejo Asesor- quien de una forma muy pragmática se planteó estudiar la capacidad microbicida de los imanes sobre distintos microorganismos ¡in vitro! Para lo cual se cultivaron durante 24 horas en un laboratorio especializado una serie de bacterias y hongos –concretamente Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae, Streptococcus agalactiae, Proteus mirabilis, Haempphylus influenzae yCandida albicans- en los medios apropiados (agar sangre, agar chocolate, agar MacConkey y Saboraud cloranfenicol) y pasado ese tiempo se colocaron dos imanes encima y debajo de las placas durante otras 24 horas para observar si había crecimiento microbiano o éste se detenía. La prueba demostraría que in vitro los imanes no son capaces de frenar el crecimiento de esos microorganismos patógenos constatando así que sólo actúan sobre el bioelectromagnetismo propio de los organismos vivos complejos.
Porque en éstos sí funciona. La respuesta por tanto tiene que estar
fuera de las probetas, en las complicadas interacciones que se dan en el organismo humano, en el pH del terreno vivo necesario para la proliferación o no de los microorganismos. Había por tanto que subir un escalón más en la investigación y analizar el comportamiento del método en un numeroso grupo de enfermos. Y eso es lo que decidió asumir el doctor Raymond Hilu en el instituto que lleva su nombre. “Sinceramente –nos diría-, lo hice por incredulidad. Había asistido un par de días al curso que hace unos meses impartió en Madrid y ustedes anunciaron y lo que el Dr. Goiz explicó en él me pareció demasiado bueno para ser cierto. Si es verdad, me dije, se trata de un descubrimiento fantástico y hay que darlo a conocer, elevar su práctica a la enésima potencia. Y si no lo es hay que decirlo públicamente para que nadie se haga vanas ilusiones. Así que le propuse hacer la prueba que pedía con numerosos pacientes a la vez. Sabía que la idea le iba a gustar porque me consta que lo había intentado en varias ocasiones sin conseguirlo”.
Y Goiz aceptó el reto: testar con su método -lo que finalmente se hizo en el centro que dirige en Marbella (Málaga) entre el 14 y el 17 de mayo pasados- a ¡más de doscientos pacientes! de las más diversas patologías en presencia como observadores de médicos de otros países. Pues bien, aunque los resultados estadísticos aún se están elaborando Hilu ya habla abiertamente de “éxito rotundo” del método. “Se trata –afirma con rotundidad-de una de las terapias más eficaces con las que me he cruzado en todos los años que llevo de praxis médica. Lo más sorprendente es su sencillez. Y su principal ventaja que carece de efectos secundarios. Lo único que choca a veces es el diagnóstico porque el de Goiz difiere a menudo del que trae el paciente. Algo que no me preocupa porque lo importante es que el enfermo mejora con el tratamiento. Y a mí lo que interesa no es tanto saber qué tenía realmente como si tras el tratamiento mejora o se cura. Me importa que el resultado final es positivo y beneficioso para el paciente.”

PREPARANDO EL ESTUDIO

Dicho esto adelantamos desde ya que las pruebas realizadas en mayo pasado en
Marbella no serán admitidas como un “ensayo” por la comunidad médica. Pero lo cierto es que lo que allí ocurrió no puede ni debe ser obviado pues el Dr. Hilu intentó que fuera lo más objetivo posible. De hecho se aseguró de que los pacientes que acudieran allí no fueran sólo suyos sino de médicos y terapeutas de diferentes países: Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia, Suecia, Finlandia, India y, por supuesto, españoles. E invitó a algunos de sus colegas a acudir como observadores; fue el caso de los doctores italianos Conte y Limontini y de la doctora británica Mary Staggs. Asimismo habló con dos laboratorios independientes que se pudieran hacer cargo de analizar la sangre de los pacientes antes de ser tratados por el Dr. Goiz o por los dos colaboradores que le ayudaron en esta singular experiencia de forma absolutamente altruista y en jornadas auténticamente maratonianas –Juan Carlos Albendea y Águeda Iribarren- para confirmar si existían los patógenos que se detectaban con el test kinesiológico y a los quince minutos de finalizar el tratamiento recoger de nuevo una muestra de sangre para compararla con la primera. Al final no pudo ser.
“Para mí es un misterio –nos diría el Dr. Hilu-. No entiendo qué ha pasado. Primero hablé con un importante laboratorio de Barcelona al que le propuse encargarse del asunto y me confirmó verbalmente que estaría encantado de colaborar. Es más, me pidieron que les pasase por escrito la relación de los posibles patógenos que tendrían que buscar para tener los reactivos preparados así que como yo había hecho el curso de Goiz cogí una lista de todos los patógenos que pueden detectarse y se la mandé. Tardaron bastante en estudiarlo. Hasta que al final, después de varios e-mails, me dijeron que sí, que tenían capacidad suficiente. Sin embargo, cuando se acercó la fecha de la prueba les llamé para sellar por escrito el compromiso y entonces, para mi sorpresa, me contestaron que cada analítica les iba a salir por unos 2.000 euros y se traba de un coste que no podían afrontar. Mire, yo he pedido en multitud de ocasiones hacer análisis de patógenos a los laboratorios y sé que no cuesta eso.
Finalmente, un par de semanas antes de que llegara Goiz, rechazaron cualquier tipo de colaboración. Me dijeron que la ‘filosofía del laboratorio’ –expresión textual que usaron-, tras unirse a otro francés de carácter multinacional, no les permitía abordar ese trabajo”.
Hilu nos explicaría que lo intentaría entonces con un laboratorio de Valencia. Y de nuevo se encontró con la misma respuesta. Primero le dijeron que sí y después, por razones nada convincentes, que no. También fallaría un último intento con un laboratorio más pequeño de Marbella.
Hilu decidió entonces modificar la estrategia y solicitó rápidamente a los pacientes que se habían apuntado al estudio que trajeran la documentación médica que acreditara sus diagnósticos añadiendo luego un elemento comparativo más: la realización del estudio de la sangre en su propio centro para verificar los resultados mediante varios métodos de diagnóstico: campo oscuro, contraste de fase y test de coagulación. A fin de cuentas su sistema de microscopía morfológica celular permite llegar a los 60.000 aumentos y ver todo tipo de bacterias, hongos y parásitos con absoluta claridad e identificarlos siguiendo la estela del trabajo de Antoine Béchamp quien demostró que la sangre no es estéril. (vea el recuadro adjunto). Además, cuando se consideró necesario se añadieron al estudio elecrocorporogramas, electrocardiogramas, oximetría o ecografías. El resto era el test diagnóstico de Goiz, los imanes sobre los puntos señalados y la prueba posterior en el propio centro que se completaría con un seguimiento de los pacientes una vez regresaran a sus hogares.

LA SANGRE VIVA


En suma, más de doscientos pacientes pasaron por las instalaciones de Raymond Hilu. Como María, que llegó con un diagnóstico de hepatitis. Hilu la sentó y con un simple pinchazo le extrajo una gota de sangre que pasó a analizar a través del microscopio. Lo singular es que la imagen de la misma pudo luego seguirse a través de una pantalla de plasma de 40 pulgadas instalada en la pared; en ella, a los pocos minutos, todos los presentes pudieron ver cómo los glóbulos rojos, flotando en el líquido extracelular, aparecían apelmazados, formando columnas a modo de monedas apiladas, con escasa movilidad. “Problemas de circulación”, apuntaría Hilu. Y siguió buscando mientras iba cambiando filtros de luz. Aparecerían así diversas formaciones que Hilu identificaba en cada caso como hongos o bacterias. Y antes de terminar allí vimos unas estructuras de apariencia pétrea contra las que los escasos glóbulos que aún mantenían cierta movilidad se estrellaban y rodeaban. “Microtrombos”, diagnosticó Hilu. A continuación observó la placa donde otra gota de sangre se había coagulado y enseguida apareció una figura característica en forma de rosa -que el doctor definió como significativa de estrés cardíaco- y unos bordes grisáceos formados por la acumulación de tóxicos que muy bien podían corresponderse con un problema de mal funcionamiento hepático.
A continuación llegaría el turno de Goiz. Con la paciente tumbada en la camilla, sujetando los pies por los talones, muy atento a cualquier diferencia entre los mismos, comenzó a recitar su particular mantra de los distintos pares posibles para después preguntar por las más diversas patologías directamente en voz alta al organismo que tenía entre manos esperando siempre la respuesta en forma de alargamiento o acortamiento de las piernas. Su diagnóstico final ampliaba el que la paciente llevaba: cirrosis hepática y cálculos renales. Le situó los imanes y la paciente se quedó en reposo durante doce minutos. Pasado ese tiempo el doctor Hilu le extrajo de nuevo dos gotas de sangre: una para verificar una vez coagulada y otra que pasó a observar directamente al microscopio. Y así, a través de la pantalla instalada en la pared, los pacientes y observadores pudieron presenciar el espectáculo de la sangre viva. Sólo que donde antes había como “pilas de monedas” tras el tratamiento lo que se veían eran glóbulos bien diferenciados, perfectos en su individualidad, moviéndose con alegría. De las bacterias

y hongos ni rastro por más que se buscaron; en cambio allí estaban aún los microtrombos de apariencia granítica. Todo parecía haber mejorado menos eso. En la sangre coagulada la figura en forma de rosa significativa de estrés cardíaco había igualmente desaparecido. No así los bordes de acumulación tóxica que, aunque algo menores, todavía permanecían visibles. Sólo tras el paso de los días con el hígado funcionando normalmente, tal y como sostenía Goiz, podría apreciarse su eliminación. Antes de marcharse el doctor Hilu decidió recomendar a María que para prevenir posibles problemas de trombos tomara pastillas de magnesio. Quizás también hubieran desaparecido sin más con el paso de los días pero lo mejor era completar el tratamiento. El propio doctor Hilu quedó sorprendido: “Para eliminar las bacterias, hongos, trombos y mejorar la circulación hasta ese punto hubiera necesitado en condiciones habituales más de seis medicamentos y seguir un tratamiento de varios meses”.
Y sin embargo, ¡lo que es la vida! A los pocos días Hilu recibía una llamada: esa paciente había sido ingresada con una trombosis. Había optado por ignorar la recomendación de las pastillas de magnesio… o se le había pasado. Afortunadamente, nada grave. El ingreso sirvió además para comprobar que el resto de parámetros hepáticos se encontraba bien.
Indudablemente uno de los aspectos más novedosos de la teoría de Goiz es la presencia de los virus-hongos y bacterias-parásitos en polos opuestos como causantes de enfermedad. Por tanto resultaba todo un reto saber si a través de la microscopía utilizada por Hilu podían encontrarse restos de los mismos en la sangre. Y así fue. “En más del 80% de los casos -no tengo aún las estadísticas terminadas, explicaría Hilu- encontré en las muestras de sangre de los pacientes los mismos parásitos que Goiz señalaba utilizando el Par Biomagnético”.
En todo caso, curaciones y mejorías aparte, lo que más llamó la atención de Hilu fue el comportamiento de la sangre antes y después de aplicar los pares. “Obviamente –nos diría- la mayor parte de los pacientes que aceptaron acudir a este estudio estaban muy enfermos. Y al examinar su sangre antes de ser tratados por el doctor Goiz pudo verse que era la propia de alguien enfermo, con una circulación de muy mala calidad, con muchos patógenos, toda clase de suciedad en la sangre y comportamientos anómalos de las defensas con los neutrófilos inutilizados. Sin embargo, a los quince minutos de haber sido tratados volvía a mirar la sangre y veía una historia completamente diferente. Parecía sangre de otra persona que no tuviera que ver con el mismo paciente. Todas las anomalías morfológicas sanguíneas quedaban corregidas. En muchos casos los neutrófilos, estáticos antes, se mostraban muy activos después. Los microorganismos vivos, intraeritrocitarios antes, habían sido expulsados. Seguían moviéndose unos minutos y luego morían. Además, al observar la sangre a los 15 minutos del tratamiento pudimos ver cómo había aumentado la oxidación celular y mejorado la circulación, excepto las plaquetas. Y en los casos de cirrosis hepática, al analizar la sangre bajo el microscopio después de poner los pares -y ha supuesto una auténtica novedad para mí-, vimos una especie de cicatrices hepáticas en gran cantidad sueltas en la sangre como efecto del tratamiento porque entre medias no había habido más que los imanes. Ya había visto antes el fenómeno y por eso sé que se trata de excrecencias hepáticas pero no lo había visto con tanta frecuencia y con un efecto tan rápido”.
La única constante que no se modificó en ningún caso -y a la que Hilu piensa dedicar un estudio más profundo- fue la presencia de trombos.
¿Y el pH, núcleo central de la teoría de Goiz? La tecnología del Instituto Hilu no utiliza coloraciones para las muestras de sangre ya que considera que de esta manera se pueden adulterar las muestras. En su lugar, y para no perder las ventajas que puede aportar la tinción a la hora de apreciar distintos fenómenos, se utiliza tinción por luz. Por eso al ir cambiando los filtros de luz pudimos presenciar en directo diferentes aspectos de la sangre. “Una de esas tinciones lumínicas que utilizo –nos diría Hilu- me permite ver el pH de la propia sangre en vivo. No ha habido ningún caso de sangre con tendencia a la alcalosis lo cual, con la gran cantidad de pacientes que hemos tratado, es un indicio más que habla del territorio ácido como base de la enfermedad. Sí hemos visto muestras de sangre con el pH tendiendo hacia la acidosis y cómo después de ser tratados por Goiz la acidosis en esas muestras de sangre desaparecía por completo. Sin excepción. En todos los casos. Sólo con los imanes y en quince minutos.”
Sorprendente. Pero no menos que los resultados.

CONCLUSIONES

En suma, la presencia de microorganismos parece dar la razón a los argumentos de Goiz pero, lo que es más importante, los resultados vienen a avalar el uso del Par Biomagnético en una lista larguísima de patologías. El estudio, las frías cifras -que incluyen el seguimiento a distancia de los pacientes- aún no está concluido pero el doctor Hilu tiene ya claras algunas conclusiones.
-¿Cuáles han sido globalmente los resultados obtenidos con los más de 200 enfermos diagnosticados y tratados?
-Ha habido muy pocos casos, muy puntuales, en los que no ha habido ni reacción ni mejoría. Y desde luego no ha habido empeoramientos. Los casos donde mejor respuesta se obtuvo se dieron entre quienes vinieron con diagnóstico de esclerosis múltiple, un diagnóstico con el que Goiz no coincidía porque para él todos ellos sufrían una infección bacteriana por estreptococos y clamidias. Y todos ellos, ante los ojos de quienes allí estábamos, se marcharon con un grado de mejoría muy notable. Hasta el punto de que algunos que llegaron con una movilidad totalmente limitada, que apenas se podían poner de pie para tumbarse en la camilla, salieron por su propio pie. Para mí ha sido lo más impactante. Los siete u ocho casos tratados experimentaron una mejoría sustancial.
-Imposible detenerse en cada una de las patologías tratadas pero por incidir en otra especialmente significativa y grave, el cáncer, sobre el que Goiz mantiene un enfoque muy diferente: ¿cómo les fue con los casos que les llegaron diagnosticados como cáncer?
-Podríamos decir lo mismo respecto a la mejoría general pero en los casos de cáncer hay que hacer una salvedad: a excepción de un caso que el doctor Goiz confirmó que era cáncer verdadero todos los demás que vimos eran a su juicio cánceres falsos, mal diagnosticados. Se trataba de abscesos, quistes, hematomas, bolsas de pus u otro tipo de reacciones fisiológicas a la presencia de microorganismos; por bacterias como la Enterobacter colacae o la Listeria, por ejemplo. Honestamente asumo que el sentimiento, la esperanzadora reacción del paciente al pensar que lo suyo nunca había sido realmente cáncer, puede tener que ver con una cierta mejoría. El doctor Goiz afirma que al terminar con el problema causado por los patógenos que dan origen a su sintomatología el paciente está curado y la recuperación será progresiva. Yo debo decir que en las revisiones que hemos hecho primero aparecían los parásitos y tras el tratamiento habían desaparecido. Apreciamos incluso la mejora instantánea de otros parámetros. Por ejemplo, en los casos de cáncer de próstata vimos cómo tras el tratamiento con los imanes el marcador PSA bajó en todos los casos.
En los días posteriores pedimos a los pacientes que se hicieran con sus médicos nuevas analíticas, nuevos informes y nos los hicieran llegar. Y según los que ya se nos han remitido –no hemos cerrado el estudio precisamente porque estamos pendientes de los casos de cáncer- las mejorías son evidentes.

-¿Y cómo debemos interpretar que en el Avance de los resultados aparezca ya un caso de melanoma como curado, una leucemia como curada y un cáncer de próstata como curado?

¿Debemos deducir que esa persona fue a su médico y éste le ha dicho que su cáncer ha desaparecido?

-No, no ha sido así. Lo que ha ocurrido con esos pacientes es que han ido a sus médicos, les han pedido que les realizaran nuevas pruebas y a la vista de los nuevos resultados éstos les han dicho que nunca habían tenido cáncer, que el diagnóstico estaba equivocado. Analicemos el caso del cáncer de próstata. El tamaño de la próstata, visualmente, era grande y su PSA estaba disparado. Bueno, pues tras tratarse con los imanes el PSA se había equilibrado y en la ecografía se apreciaba un tamaño normal de la misma. Cualquiera diría que se trataba de un claro caso de reducción del tumor, ¿no? Bueno, pues el médico de ese paciente prefiere decir que se trataba de un error de diagnóstico. Así que ya sabe, con los imanes no se curan cánceres sino que se detectan errores de diagnóstico. Sin comentarios.

-¿Y se encontró en algún caso el bacilo de la lepra, causante según Goiz de los únicos casos auténticos de cáncer?
-Con cáncer verdadero sólo apareció un paciente. Un caso en fase IV en el que Goiz señaló la presencia del bacilo de la lepra y de clamidias. En ese caso sí pude comprobar la existencia del bacilo de la lepra. En el resto coincidí con Goiz en la localización de microorganismos a los que él hace responsables de patologías que luego son diagnosticadas como cáncer.
-¿En todos los casos los resultados han sido positivos?
-En la lista de casos analizados aquellos diagnosticados como cálculos renales y tumor cerebral, por ejemplo, no responden. También ha habido un caso complicado con un dolor testicular muy agudo causado por una infección producida tras depilarse los testículos y a pesar de todo lo que se hizo el dolor persistió. En el resto, en todos y para todas las patologías tratadas, hubo mejoría o curación.
Raymond Hilu estaba exultante. Nosotros vamos a esperar a que finalice el estudio y se tengan todos los datos. Pero ya avanzamos que el doctor Hilu ha demostrado tener mucho valor. Llevar adelante una experiencia como la realizada no era fácil y corría además el riesgo de tener en frente a sus compañeros más convencionales. De hecho la mayoría de éstos preferirá ignorar tan singular y enriquecedora experiencia pero estamos seguros de que a muchos otros les va a abrir los ojos y se animarán profundizar un poco más en esta herramienta terapéutica simple, eficaz y de nulos efectos secundarios. Como ya han hecho muchos otros colegas. Dicho esto debemos manifestar nuestro convencimiento de que los resultados finales dependerán de la pericia del médico o terapeuta que practique la terapia y del desarrollo de la enfermedad porque cada persona es un mundo.
Finalizamos recordando que el doctor Isaac Goiz será ponente en el

III Congreso Internacional sobre Medicinas Complementarias y Alternativas en Cáncer que bajo el patrocinio de Discovery DSALUD y el aval de la World Association for Cancer Research (WACR) tendrá lugar en Madrid los días 31 de octubre y uno de noviembre de este año.



Antonio F. Muro
Fuente : Revista Dsalud





El Par Biomagnético, a modo de recuerdo

Los elementos fundamentales sobre los que se basa el tratamiento del Par Biomagnético son éstos:
-El pH del organismo, el papel que éste juega en la aparición de enfermedades y su aprovechamiento por los microorganismos, causa o efecto de la enfermedad.
-La existencia en el cuerpo de una serie de zonas energéticas -siempre las mismas, ácidas o alcalinas- relacionadas entre sí por pares (como los polos de una pila).
-La creación de campos magnéticos mediante el uso de unos imanes de potencia superior a 1.000 gauss a fin de neutralizar el pH y eliminar los microorganismos patógenos.
Como hemos explicado en otras ocasiones cada órgano y tejido del organismo tiene un grado de acidez o alcalinidad pero el pH global del mismo se sabe midiendo la concentración de hidrógeno –es decir, el potencial de hidrógeno, lo que abreviadamente conocemos como pH- en saliva, orina o sangre. Y se trata de un dato útil porque la mayoría de las personas enfermas tienen un exceso de iones electropositivos (toxinas, radicales libres...) que acidifican el terreno extraceular, los órganos, la sangre y las secreciones.
Cabe añadir que el pH de una persona sana es de 7.35 -es decir, ligeramente alcalino (se considera neutro un pH de 7)- mientras la mayor parte de las personas enfermas tienen un pH que oscila entre 6.0 y 7.0 (de ácido a neutro). Siendo más ácido el pH cuanto más enferma está. De ahí que las personas con cáncer terminal o metástasis masiva tengan por lo general un pH muy ácido (entre 5.5 y 6.0) y cada vez más investigadores apunten que en realidad la acidificación orgánica es la auténtica raíz de todas las enfermedades.
Pues bien, mediante un sencillo test kinesiológico y un imán de potencia suficiente el Dr. Goiz y sus discípulos pueden conocer el estado de acidificación de cualquier zona del organismo. Basta colocarlo en la parte derecha del cuerpo e ir desplazándolo lentamente por encima porque cuando debajo hay una zona ácida la pierna derecha, de forma refleja, se encoge instintivamente uno o más centímetros. Y, por el contrario, si lo que hay es una zona demasiado alcalina la pierna se alarga.
Agregaremos que según Goiz a cada punto-órgano-tejido donde se da una situación de acidez le corresponde de manera automática otro punto-órgano-tejido (siempre el mismo) con un desequilibrio similar en intensidad de alcalinidad. Siendo eso lo que le permitió con los años llegar a la constatación práctica de la existencia en el cuerpo de más de 200 pares biomagnéticos que además se corresponden con patologías diferentes, desde la gripe al cáncer. Asimismo descubrió que cada par se asocia a una patología y, a la vez, cada polo del par a determinados microorganismos. En el polo “positivo” de entorno ácido se acumulan los virus y los hongos mientras en el polo negativo de entorno alcalino se encuentran las bacterias y parásitos. Y en cada patología están presentes siempre los mismos microorganismos patógenos conformando el mismo par en cada ocasión. En otras palabras, cada enfermedad tiene su correspondiente par y sus correspondientes patógenos.
Una vez detectados los pares afectados el último paso consiste en aplicar en los “polos” de cada par unos imanes de potencia superior a 1.000 gauss. Basta situar el polo positivo del imán en el polo positivo del par y el polo negativo en el par negativo. Ello crea una corriente magnética que empuja las cargas positivas contra las negativas hasta neutralizarse. Lo que igualmente neutralizaría el pH -el terreno- y acabaría con los microorganismos promotores de la correspondiente patología.
Cabe agregar que si una persona padece varias patologías los imanes deberán colocarse en cada uno de los pares detectados. La sesión puede variar en función del campo magnético del lugar donde se realice en el tratamiento; así, en Ecuador una sesión dura menos de diez minutos y en España entre doce y quince. Y si bien muchas veces basta con una sesión en otras ocasiones se requieren tres o cuatro.





La microscopia morfológica celular

El doctor Raymond Hilu considera fundamental en su trabajo diario la Microscopia Morfológica Celular como herramienta de enorme valor preventivo. Y es que le permite ver y diagnosticar a partir de una simple gota de sangre aquellosfallos celulares que en el momento del análisis son causa de los síntomas del paciente y pueden ser causa de futuras enfermedades.
La lista de científicos que han utilizado la Microscopía Morfológica Celular la encabeza probablemente el doctor alemán Günther Enderlein (1872-1968) quien investigó a fondo con él el mundo del pleomorfismo identificando diferentes morfologías sanguíneas que sirvieron para establecer la base de la medicina celular. Mientras según el monomorfismo –doctrina mayoritariamente aceptada hoy- la sangre y los tejidos sanos son estériles de modo que es imposible el desarrollo de microbios o bacterias y poca o ninguna importancia tiene el estado del terreno en el que se encuentre el microorganismo… el pleomorfismo afirma todo lo contrario. Los pleoformistas entienden que todo microorganismo puede transformarse a fin de adaptarse a las condiciones cambiantes del terreno en el que vive. De tal forma que puede llegar a transformarse en bacteria u hongo -su fase final- pasando por distintas formas intermedias que dependen del pH del terreno en el que se encuentre. Por lo que es posible apreciar todo tipo de bacterias y simbiontes moviéndose por el plasma.
En nuestros días destaca por su experiencia en el uso de la Microscopía Morfológica Celular el Bradford Research Institute de Estados Unidos mientras otros profesionales -sobre todo alemanes- utilizan la Microscopía de Campo Oscuro para estudiar la sangre desde el punto de vista del pleomorfismo basándose en los estudios de Enderlein. Sin embargo, otros muchos profesionales en el campo de la Medicina no apoyan esta técnica.
Los mejores resultados se consiguen utilizando un microscopio óptico de unos 60.000 aumentos, con una potente fuente de luz (cerca de 150 Watios) y varios objetivos, especialmente de campo oscuro, contraste de fase y de luz directa. Tiene especial importancia el objetivo de contraste de fase ya que permite jugar con la luz de tal manera que permite ver partículas que serían invisibles con otros objetivos. Al no utilizar ningún tipo de tinción (sólo la lumínica) se obtienen resultados no adulterados, al contrario de lo que ocurre cuando se añade cualquier producto a la muestra que se estudia. En cuanto a la morfología de coagulación sanguínea es importante poder distinguir entre la fibrina soluble y la fibrina no soluble para determinar, sobre todo, el riesgo de padecer enfermedades degenerativas o cardiovasculares, entre otras.
Con esta tecnología se pueden llegar a prevenir muchas enfermedades, especialmente las cardiovasculares. “Incluso con más de 50 años de antelación –señala Hilu-, al contrario de lo que ocurre con un simple electrocardiograma, aunque muy necesario muchas veces resulta insuficiente. Se han reportado muchos casos de pacientes con un electrocardiograma perfecto que luego han sufrido un ataque al corazón y fallecido a los pocos minutos u horas de haberse hecho la prueba. Esto no significa que su corazón haya enfermado de repente y que de estar totalmente sano haya pasado a pararse sino, simplemente, que la serie de fallos celulares que pudieran llevar a un paro cardíaco no se tuvieron en cuenta, que sólo se tuvieron en consideración posibles fallos eléctricos.” En cabeza de la lista de prevenciones estarían algunas enfermedades cardiovasculares (50 años de antelación), respiratorias (10 años), hepáticas (10 años), renales (8 años), cáncer (5 años), psiquiátricas (5 años), circulatorias (1 año), autoimunes (6 meses), linfáticas (6 meses), etc.
Al analizar una gota de sangre del paciente con el sistema de medicina celular pueden descubrirse en menos de 20 minutos todos los desarreglos celulares que están dando pie a una o varias patologías -o que pueden llegar a causarlas- entre las 180 morfologías defectuosas diferentes que pueden distinguirse bajo el microscopio. Y después actuar en consecuencia.
El procedimiento es sumamente sencillo: se extrae una gotita de sangre del dedo y se coloca en un porta donde se deja coagular. Posteriormente se saca otra gota de sangre y se observa en un microscopio de campo oscuro y alta potencia que la muestra en una pantalla de televisión. A través de la prueba con sangre coagulada se pueden estudiar 40 condiciones patológicas pero por lo general se centra sobre todo en la detección de procesos inflamatorios, toxicidad intestinal y disbiosis. Con el estudio de la sangre fresca se pueden identificar hasta 43 factores distintos, entre los que destacan la situación nutricional, la presencia de microorganismos como bacterias, hongos o parásitos, la viabilidad del sistema inmune, etc.

IMPORTANTE EVENTO DR. GOIZ

Amigos,
Interesante envento el pasado 11 de abril del 2011 donde el Dr. Goiz realizo una excelente charla con noticias maravillosas.
Entregamos aca la informacion oficial de SocChiBiomag.
Atte.
PGV


Somos Humberto León Jara y Carlos Schafer Ramos, Presidente y Vice-Presidente de la Sociedad Chilena de Biomagnetismo A. G. (SOCHIBIOMAG)

Desde hace algún tiempo estamos siguiendo al grupo y queremos felicitarles por mantener esta instancia de diálogo y comunicación y a la vez agradecerles por la disponibilidad, compañerismo y anhelos de compartir sus respectivas experiencias, lo que se traduce en un crecimiento en el conocimiento y saber de cada uno de nosotros.

Respecto a lo indicado por nuestra colega Nancy en su e-mail, quisiéramos comentarles que estando de paso por Santiago, le solicitamos al Doctor si podía juntarse con un grupo de terapeutas para que nos diera una visión sobre el estado del arte del Biomagnetismo en el Mundo. Él aceptó muy amablemente nuestra solicitud así que rápidamente, en el lapso de una semana (Confirmamos con el doctor recién el 4 de Abril la posibilidad de juntarnos), organizamos un encuentro donde logramos reunir alrededor de 40 terapeutas entre los cuales se encontraban representantes del Colegio de Biomagnetismo de Chile y la asistencia de los directores de Ohani, centro de terapias Chileno que trajo a nuestro país por primera vez al Dr. Goiz en el año 2003 a dar el primer curso de Biomagnetismo.

En este encuentro que se realizó el 11 de Abril recién pasado, el Dr. Goiz nos brindó una visión panorámica acerca de lo que ha sido el Biomagnetismo desde el descubrimiento del Par Biomagnético en el año 1988 hasta la fecha. Destacó los variados reconocimientos que le han brindado instituciones internacionales de la Salud, así como las publicaciones efectuadas en Discovery Salud sobre el estudio realizado en conjunto con el Dr. Hilu.

Uno de los temas más relevantes que causó sensación, fue enterarnos que había sido convocado por el Gobierno de Ecuador para que dicte un curso de Biomagnetismo en ese país a un numeroso grupo de personas relacionadas con el área de la salud. Además nos contó sobre la experiencia que tuvo dictando el curso de primer nivel en Cuba, donde lo recibieron como que si fuera un verdadero embajador.

Estando en Ecuador, representantes del gobierno Boliviano, enviados por el propio Presidente Evo Morales, lo invitaron a que fuera a dictar el curso de Biomagnetismo Primer Nivel a ese país, lo que se concretará los primeros días del mes de Mayo Próximo.

Como pueden ver estimados colegas, nuestra terapia no solo se está expandiendo cada vez más lejos cruzando fronteras, sino que nuestro maestro está contactándose a niveles gubernamentales cada vez más altos en diferentes países latinoamericanos.

En la oportunidad SOCHIBIOMAG propuso la instauración del Día del Terapeuta Nacional de Chile para el día 14 de Diciembre, dado que fue precisamente el día 14 de Diciembre de 2003 cuando los primeros terapeutas de Chile, recibieron la acreditación de la Universidad de Chapingo por haber cumplido con los requisitos convirtiéndolos en los primeros terapeutas en nuestro país.

Hemos conversado con los directivos del Colegio de Biomagnetismo de Chile para conformar una comisión mixta y definir cómo celebraremos este año el 14 de Diciembre, por primera vez el día Nacional del Terapeuta en Biomagnetismo Médico de Chile.

Quién sabe si esta iniciativa permita que podamos celebrar un Día Internacional del Terapeuta en Biomagnetismo Médico, en alguna fecha que sea significativa para todos los países en que estamos practicando esta maravillosa terapia.

Reciban un fuerte abrazo desde Chile y sigamos en contacto para aunar criterios y saberes.


Atte.



Humberto León J.
Presidente



Carlos Schafer R.
Vice-Presidente


SOCHIBIOMAG A.G.

Veneno socialmente aceptable: Fármacos legales 10,008 muertes; Marihuana 0

Vale la pena recordar los datos duros de la irracionalidad de la prohibición de la marihuana; la mafia faramacéutica llena el mundo de sustancias tóxicas administradas al pormayor mientras que una planta que no mata ni a una mVale la pena recordar los datos duros de la irracionalidad de la prohibición de la marihuana; la mafia faramacéutica llena el mundo de sustancias tóxicas administradas al pormayor mientras que una planta que no mata ni a una mosca es satanizadaosca es satanizada



Publicación: 16/02/11 09:53 PM Autor: pijamasurf


Sin duda los fármacos y las sustancias permitidas golean a la marihuana en los que se refiere a toxicidad; lo increíble del caso es que la toxicidad de una sustancia es supuestamente una de las cosas que la hace controlada o ilegal.

En toxicología se utiliza la fórmula de la dosis letal en el 50% de una población animal conforme a una cantidad de masa corporal promedio para determinar cuánto de una sustancia es una dosis segura. Generalmente estas pruebas se hacen en ratas ya que hacerlas en seres humano sería poco ético, después de todo lo que buscan es matar animales de sobredosis. Pero los investigadores que realizan estas pruebas en el caso del THC (el ingrediente activo de la marihuana) tienen problemas para matar a las ratas no obstante cuanta cantidad de THC logran dosificar. Sin embargo, su estimado de dosis letal por inhalación es de 42mg/kg. Esto equivaldría, en un ser humano promedio, a ingerir 680 kg de marihuana en 14 minutos. Probablemente la única forma de que esto podría suceder es si alguien se queda atrapado en una pequeña habitación con 680 kg de marihuana y ésta se incendia (Lo que seguramente valdría la etiqueta de "Peligro no fume 680 kilos dentro de pequeñas habitaciones herméticas y flamables). Es decir la marihuana simplemente no es una droga letal.

El alcohol, en cambio, con sólo 10 onzas de alcohol de 100 grados en un estomago vacío puede fácilmente llevar a una persona promedio a un paro respiratorio.

Tan sólo 17 sustancias legales que se usan comúnmente en Estados Unidos equivalen a 10008 muertes:

Sustancias anti-eméticas, que inhiben el vómito han matado a 197 personas: Reglan (37), Marinol (4), Zofran (79), Anzemet (22), Kytril (36) Tigan (3), Compazine (15)

Sustancias Anti espasmódicas han matado 118 personas Baclofen (72) Zanaflex (46 deaths)

Sustancias antispcióticas han matado a 1,595 personas en 10 años Haldol (450 ), Litio (175), and Neurotin (968).

Otras sustancias usadas para la depresión, dolor, defícit de atención o disfunción eréctil han matado a 8,101 personas, incluyendo: Ritalina (121), Wellbutrin (1,132), Adderall (54), Viagra (2,254), Vioxx (4,540).

Todas estas sustancias han sido aprobadas por el FDA (Food and Drugs Administration) en Estados Unidos y en casi todo el mundo, mientras que la marihuana sigue siendo ilegal. Claro la marihuana a matado a más personas si se cuenta indirectamente la violencia del narco, pero es justamente por su ilegalidad que lo ha hecho. Esta asociación o satanización de la marihuana con los daños físicos y mentales proviene justamente de esta prohibición y no de la planta misma. Otra razón fundamental por la cual la marihuana está prohibida es que muchas de las sustancias aprobadas por el FDA que tienen daños a la salud perderían parte de su negocio ante el tratamiento alternativo que esta y otras plantas podrían proveer de ser legales.. Esto es lo que sucede cuando la "Farmafia" tienen tanto poder.

[Toke of the Town]

Extraido desde :
http://pijamasurf.com/2011/02/veneno-socialmente-admitido-farmacos-legales-10008-muertes-marihuana-0/

Farmacéuticas bloquean fármacos que curan

El ganador del Premio Nobel Richard J. Roberts denuncia la forma en la que operan las grandes farmacéuticas dentro del sistema capitalista, anteponiendo los beneficios económicos a la salud y deteniendo el avance científico en la cura de enfermedades porque curar no es tan rentable como la cronicidad


Hace unos días publicamos una nota sobre datos revelados que muestran que las grandes compañías farmacéuticas en Estados Unidos gastan cientos de millones de dólares al año pagando a dcotores para que éstos promuevan sus medicamentos. Para complementar reproducimios esta entrevista con el Premio Nobel de Medicina Richard J. Roberts quien señala que los fármacos que curan no son rentables y por eso no son desarrollados por las farmacéuticas que en cambio si desarrollan medicamentos cronificadores que sean consumidos de forma serializada. Esto, señala Roberts, también hace que algunos fármacos que podrían curar del todo una enfremedad no sean investigados. Y se pregunta hasta que punto es valido que la industria de la salud se riga por los mismos valores y principios que el mercado capitalista, los cuales llegan a aprecerse mucho a los de la mafia. La entrevista originalmente fue publicada por el diario español Vanguardia:



¿La investigación se puede planificar?
- Si yo fuera ministro de Ciencia, buscaría a gente entusiasta con proyectos interesantes; les daría el dinero justo para que no pudieran hacer nada más que investigar y les dejaría trabajar diez años para sorprendernos.

- Parece una buena política.
- Se suele creer que, para llegar muy lejos, tienes que apoyar la investigación básica; pero si quieres resultados más inmediatos y rentables, debes apostar por la aplicada...

- ¿Y no es así?
- A menudo, los descubrimientos más rentables se han hecho a partir de preguntas muy básicas. Así nació la gigantesca y billonaria industria biotech estadounidense para la que trabajo.

- ¿Cómo nació?
- La biotecnología surgió cuando gente apasionada se empezó a preguntar si podría clonar genes y empezó a estudiarlos y a intentar purificarlos.

- Toda una aventura.
- Sí, pero nadie esperaba hacerse rico con esas preguntas. Era difícil obtener fondos para investigar las respuestas hasta que Nixon lanzó la guerra contra el cáncer en 1971.

- ¿Fue científicamente productiva?
- Permitió, con una enorme cantidad de fondos públicos, mucha investigación, como la mía, que no servía directamente contra el cáncer, pero fue útil para entender los mecanismos que permiten la vida.

- ¿Qué descubrió usted?
- Phillip Allen Sharp y yo fuimos premiados por el descubrimiento de los intrones en el ADN eucariótico y el mecanismo de gen splicing (empalme de genes).

- ¿Para qué sirvió?
- Ese descubrimiento permitió entender cómo funciona el ADN y, sin embargo, sólo tiene una relación indirecta con el cáncer.

- ¿Qué modelo de investigación le parece más eficaz, el estadounidense o el europeo?
- Es obvio que el estadounidense, en el que toma parte activa el capital privado, es mucho más eficiente. Tómese por ejemplo el espectacular avance de la industria informática, donde es el dinero privado el que financia la investigación básica y aplicada, pero respecto a la industria de la salud... Tengo mis reservas.

- Le escucho.
- La investigación en la salud humana no puede depender tan sólo de su rentabilidad económica. Lo que es bueno para los dividendos de las empresas no siempre es bueno para las personas.

- Explíquese.
- La industria farmacéutica quiere servir a los mercados de capital...

- Como cualquier otra industria.
- Es que no es cualquier otra industria: estamos hablando de nuestra salud y nuestras vidas y las de nuestros hijos y millones de seres humanos.

- Pero si son rentables, investigarán mejor.
- Si sólo piensas en los beneficios, dejas de preocuparte por servir a los seres humanos.

- Por ejemplo...
- He comprobado como en algunos casos los investigadores dependientes de fondos privados hubieran descubierto medicinas muy eficaces que hubieran acabado por completo con una enfermedad...

- ¿Y por qué dejan de investigar?
- Porque las farmacéuticas a menudo no están tan interesadas en curarle a usted como en sacarle dinero, así que esa investigación, de repente, es desviada hacia el descubrimiento de medicinas que no curan del todo, sino
que cronifican la enfermedad y le hacen experimentar una mejoría que desaparece cuando deja de tomar el medicamento.

- Es una grave acusación.
- Pues es habitual que las farmacéuticas estén interesadas en líneas de investigación no para curar sino sólo para cronificar dolencias con medicamentos cronificadores mucho más rentables que los que curan del todo y
de una vez para siempre. Y no tiene más que seguir el análisis financiero de la industria farmacológica y comprobará lo que digo.

- Hay dividendos que matan.
- Por eso le decía que la salud no puede ser un mercado más ni puede entenderse tan sólo como un medio para ganar dinero. Y por eso creo que el modelo europeo mixto de capital público y privado es menos fácil que
propicie ese tipo de abusos.

- ¿Un ejemplo de esos abusos?
- Se han dejado de investigar antibióticos porque son demasiado efectivos y curaban del todo. Como no se han desarrollado nuevos antibióticos, los microorganismos infecciosos se han vuelto resistentes y hoy la tuberculosis, que en mi niñez había sido derrotada, está resurgiendo y ha matado este año pasado a un millón de personas.

- ¿No me habla usted del Tercer Mundo?
- Ése es otro triste capítulo: apenas se investigan las enfermedades tercermundistas, porque los medicamentos que las combatirían no serían rentables. Pero yo le estoy hablando de nuestro Primer Mundo: la medicina
que cura del todo no es rentable y por eso no investigan en ella.

- ¿Los políticos no intervienen?
- No se haga ilusiones: en nuestro sistema, los políticos son meros empleados de los grandes capitales, que invierten lo necesario para que salgan elegidos sus chicos, y si no salen, compran a los que son elegidos.

- De todo habrá.
- Al capital sólo le interesa multiplicarse. Casi todos los políticos - y sé de lo que hablo- dependen descaradamente de esas multinacionales farmacéuticas que financian sus campañas. Lo demás son palabras...

Biografía

Richard J. Roberts nació en Derby, Inglaterra, en 1943. Estudió inicialmente Química, posteriormente se traslada a Estados Unidos, donde desarrolla actividad docente en Harvard y en el Cold Spring Harbor Laboratory de Nueva York. Desde 1992 dirige los trabajos de investigación del Biolabs Institute, de Beverly, (Massachusetts).

Obtuvo el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1993, compartido con Phillip A. Sharp, por su trabajo sobre los intrones, fragmentos de ADN que no tiene nada que ver con la información genética. Pudieron describir que la información depositada en un gen no estaba dispuesta de forma continua, sino que se encontraba fraccionada.

Los primeros experimentos los realizaron sobre material genético de virus, particularmente de adenovirus.

Ambos llegaron a la conclusión de que el ARN ha tenido que preceder en la evolución al ADN.


Extraido de :
http://pijamasurf.com/2011/02/premio-nobel-de-medicina-farmaceuticas-bloquean-farmacos-que-curan-porque-no-son-rentables/